martes, 3 de abril de 2007

El Liverpool avisa a sus rivales y Van Buyten deja tocado al Milán

PSV vs Liverpool

El Liverpool es un verdadero Camaleón, es increible la capacidad que tiene para cambiar el estílo de juego y adecuarlo a cada rival y a cada situación.
Si el sabado Benitez nos sorprendió con la no presencia de Kuyt en el once titular, hoy cuando muchos pensabamos que las circunstancias del encuentro eran para repetir once, volvió a sorprender, esta vez alineando a sus dos puntas Kuyt y Crouch, con una bandas formadas por dos laterales en la izquierda (Aurelio y Risse) y dejando todo el carril derecho para Finnan. Eso sí, mantuvo el trivote Mascherano - Alonso - Gerrard que tan buen resultado le dió.
Así aquel Liverpool rápido de bandas que vimos el pasado sabado, se convirtio en un equipo con mucha más presencia física y con muchísima llegada por el centro (Risse y Gerrard hicieron los dos primeros goles llegando desde atrás).
El equipo holandés se vio acosado en todo momento por su rival, y no supo reaccionar, además este Liverpool no solo a aprendido a jugar bien al futbol, sino que también mata cuando tiene oportunidad.

Es verdad que el PSV no es uno de los equipos punteros en Europa, pero un partido de cuartos de Champions, lejos de tu estadio, contra un entrenador como Ronald Koeman y cuando enfrente tienes a un conjunto que mezcla jovenes talentos (Carlos Salcido, Jason Culina, Diego Tardelli o Jefferson Farfan) con jugadores experimentados (Philip Cocu o Patrick Kluivert), para cualquier equipo es siempre un encuentro complicado.

Por eso, hoy el Liverpool, a dado un golpe encima de la mesa, y ha avisado a aquellos que subestimaron el poder del equipo dirigido por Rafa Benitez.

PSV 0-3 Liverpool
0-1 Gerrard 27', 0-2 Risse 48', 0-3 Crouch 62'



Milán vs Bayern Munich

El partido entre los colosos tocados como se le ha llamado en diversos blogs, fue eso, un encuentro entre dos equipos que no son ni la sombra de lo que fueron, aunque si bien es verdad, los problemas del Milán son muchísimo mayores y de ahí el resultado final, un empate a dos que deja seriamente tocado al conjunto que dirige un Carlo Ancelloti carente de ideas y cuya continuidad no tiene sentido alguno.

Los azzurros aparte de los problemas que más de una vez hemos comentado en este blog (el juego lento, sin ideas ni capacidad de cierta sorpresa), se encomiendan cada día más Kaka. El juego consiste en defender 6 0 7 y atacar 3 0 4, pase a Kaka que busca las bandas y diagonal del brasileño buscando una pared imposible con Gillardino, y esto nunca suele funcionar, porque Gillardino es un jugador muy bueno pero dentro del area, y porque Kaka es la sombra de aquel chabal que deslumbraba en cada partido hace un par de años.

Pero muchos de estos problemas los lleva teniendo desde hace bastante tiempo (la eliminatoria contra el Barça del año pasado es un buen ejemplo de ello) pero eran compensados con el acierto de Sheva, que ya no está, y con la solidez defensiva, que ha perdido por completo. Cuando se echan atrás sufren como pocos equipos, y lo peor, es que lo suelen hacer cuando gran asiduidad el resultado les es minimamente a favor.
Hoy de nuevo lo hicieron, y no en una, sino en dos ocasiones, cierta ventaja en el marcador y todos a retaguardia, de esa manera el Bayern se dedicó a lanzar balones al area y se encontró con dos goles que dejan al historico Milán al borde del abismo.

Milán 2-2 Bayern
1-0 Pirlo 40', 1-1 Van Buyten 78', 2-1 Kaká (pen.) 84', 2-2 Van Buyten 93'






Por: Andrés Moreno